La vida después de Operación Triunfo

Operación Triunfo

Hace días anunciábamos a nuestros seguidores que enviaríamos una bonita y preciosa caja de Kiwi Atlántico a la Academia de Operación Triunfo, ¡por Alfred y por todos vosotros! La acogida nos ha desbordado emocionalmente, estamos tan agradecidos y felices que no podemos dejar de sonreír.

Operación Triunfo

Nosotros hemos cumplido ¡por todo lo alto! ¿Qué esperabais si no? Enviamos nuestros preciosos Kiwis lo antes posible, acompañados de una carta donde le mostrábamos a Alfred todo el apoyo recibido por sus fans. ¡Porque sin vosotros nada de esto sería posible! Y la verdad es que las mil reacciones tan positivas que recibimos no se hicieron de rogar.

Nuestra caja de Kiwi Atlántico ha llegado a su destino y fue recibida por el club de fans oficial de Alfred, que en estos momentos la está custodiando con sus amigos y familiares fuera de la Academia de Operación Triunfo. ¡Qué ilusión! Esperamos que cuando Alfred pueda salir y bajar de esta pequeña nube en la que se encuentra, pueda tener tiempo para todos nosotros y descubrir el maravilloso mundo del Kiwi que le rodea.

 

“Quizás aún no lo entiendas pero somos muchos y muy grandes, y pronto descubrirás ¡todo el ejército que tienes detrás! Ser kiwista no está pagado con dinero. Ser kiwista es un sentimiento, una ilusión. ¡Es ir a por todas siempre y para siempre! Porque tú nos has enseñado a caminar, a levantarnos con una sonrisa todos los días y descubrir que todos nuestros sueños también se pueden hacer realidad.

Gracias a ello, queremos hacerte entrega de esta caja de nuestros mejores kiwis. No queremos que te vuelva faltar ¡ni un kiwi dentro de la Academia!

Porque te hemos visto comer kiwi todos los días desde que has entrado en la Academia, te hemos visto buscarlos, pedirlos, desearlos y ahora, ¡ellos van a por ti! Todo gracias a tu fandom.”

(Fragmento de la carta enviada a Alfred)

 

Vuestro apoyo ha sido fundamental en todo el proceso. La gran acogida que hemos recibido no ha podido ser más grande y estamos impresionados. ¡Hemos crecido tanto como familia! ¿Os imaginabais todo el apoyo que íbamos a tener para esta gala final de Operación Triunfo?

Operación TriunfoOperación Triunfo

El ejército Kiwista que comenzó su cruzada hace semanas en Twitter y ahora, más fuerte que nunca, enfrenta el final del programa que lo vio crecer.

Antes de la gala final, todos vosotros hacíais quedada con los mejores amigos de Alfred para mostrarle todo vuestro apoyo. ¡Casi lloramos de la emoción! Descubrimos que el movimiento Kiwista cruza toda frontera…

Operación Triunfo

Operación Triunfo no ha podido ser, pero no nos rendimos.

Seguimos gritando bien alto que nos vamos a Eurovisión, ¡y a dónde no si es de la mano de nuestro #kiwiganador! Somos fans de Noemí Galera y admitimos que como ella, nos iríamos con Alfred al fin del mundo.

Operación Triunfo no ha podido ser. Pero solo en lo que a ganar un concurso se refiere porque con Alfred, OT ha sido mucho más que eso. Hemos estado pegados a una pantalla día tras día, queriendo compartir con él cada paso que dentro de la Academia iba dando. Fuimos testigos del amor, de la amistad y sobre todo, de su arte. Compuso canciones para un futuro disco que estamos deseando escuchar y sobre todo, ¡le estamos deseando conocer!

La noche prometía y la actuación de Alfred no dejó indiferente a nadie. Los profesores de la Academia, los miembros del jurado, ¡nadie ha dejado de alabarle! Y eso es lo que verdaderamente importa.

Su reinterpretación de la canción “Don’t stop the music” de Rihanna, con su peculiar voz es una de las obras de arte más bonitas y especiales escuchadas hasta el día de hoy en televisión. Por supuesto, lo acompañó de su trombón y junto a su profesora de baile en la Academia, Vicky, ofrecieron un espectáculo digno de cualquier músico profesional.

Nuestro objetivo ahora es Eurovisión. Acompañaremos a Alfred en todo momento y en todas las etapas que este concurso ¡a vuestro lado! La #familiakiwifred no termina con OT, la familia solo acaba de izar su bandera y está dispuesta a colgarla en lo más alto el próximo 12 de mayo en Lisboa.

Después de todo, nosotros lo tenemos muy claro: ¡AAALFRED! ¡AAALFRED! ¡AAALFRED!