¡Lo que faltaba! ¡Comer fruta sí!

Comer fruta.

Colaboración de 5 al día.

Si algo es clave en promoción de la salud y en las estrategias de salud pública, es que los mensajes que se den a la población deben ser sencillos, fáciles de entender y aplicar y sobre todo, que no sean contradictorios. Ya veréis lo que ha pasado en relación con comer fruta o no.

Los propios científicos y la lectura sensacionalista que los medios hacen de sus resultados, son lo que contribuyen a que los mensajes se contradigan y pongan e riesgo otros que ya han calado en la población y a que además están soportados por la evidencia científica. Estas informaciones contradictorias crean la sensación en la población de que las recomendaciones están continuamente cambiando, dificultando así, la adherencia a las recomendaciones de salud y justificando en algunos casos, el seguimiento de patrones de alimentación poco saludables.

Este ha sido el caso del artículo recientemente publicado en The Lancet (revista médica británica) sobre el consumo de frutas, hortalizas y legumbres y su relación con la enfermedad cardiovascular y la mortalidad total en 18 países (Estudio PURE – The Prospective Urban Rural Epidemiology), donde se pone en duda las recomendaciones de tomar 5 raciones entre frutas y hortalizas al día, en el que la prensa ha encontrado un filón en los últimos meses.

Comer frutaDespués de recopilar información sobre el consumo de frutas, hortalizas y legumbres en 135.000 personas de 35 – 70 años de edad, provenientes de 18 países de diversas regiones geográficas incluyendo el Medio Oriente, Sudamérica, África y Asia del Sur, los autores han concluido que con el consumo de 3,5 raciones de frutas y hortalizas (2 de hortalizas y 1,5 de fruta) es suficiente para alcanzar el máximo de protección para la salud, indicando que sumar más porciones no aportan ningún beneficio adicional.

Está claro que esto pone en entredicho la ya consolidada recomendación de tomar al menos 5 raciones entres frutas y hortalizas al día, o que es lo mismo, al menos 400 g, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de países de nuestro entorno, como objetivos individuales, y unos 600 g cuando se trata de objetivos de salud pública, es decir, para el conjunto de la población.

Con los datos en la mano, los autores observaron que en los países de ingresos bajos y medios, comer 2 raciones de verduras y 1,5 de frutas lograba un beneficio similar respecto del riesgo de mortalidad que si se tomaran más raciones. No obstante, los autores mantienen que el consumo de frutas y verduras debe hacerse en el marco de una alimentación saludable y que en países económicamente desarrollados en los que se consumen las 5 porciones recomendadas, deben continuar haciéndolo y no reducir la ingesta. Esta información evidentemente no estaba en ninguno de los titulares que han circulado por todo el mundo a raíz de la publicación del estudio.

Sin embargo, cuando se profundiza en los datos, vemos que el tamaño de las raciones utilizadas por los investigadores, difieren de las convencionalmente usadas en otros estudios internacionales. Mientras la OMS considera los 80g como una ración estándar de frutas o verduras, la usada en el estudio fue de 125g, es decir 45g más. Así, el mensaje de “con 3 raciones basta” en realidad está diciendo lo mismo que “al menos 5 al dia” pues si las 3,5 corresponden a 440g es de hecho más que las 400g recomendados con el mensaje de “5 al día”. ¡La única diferencia es el tamaño de la ración!

¿De qué ha servido todos esos titulares invitando a reducir el consumo de frutas y hortalizas con el famoso “con 3 basta” si en realidad era exactamente lo mismo que “5 al dia”? Posiblemente a dar un paso atrás en el empeño de las autoridades sanitarias y de organizaciones como la Asociación 5 al día, en promover el consumo de frutas y verduras para el beneficio de la salud de la población.

En España, la Asociación “5 al día” y su Comité Científico han desarrollado un documento sobre las raciones de frutas y hortalizas en la población española, donde se pone en evidencia que con el consumo de al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas en nuestro contexto cultural y gastronómico, se alcanzan los objetivos de salud pública de al menos 600g al día.

Para terminar, ¡PRACTICA EL 5! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*