Meriendas saludables con fruta

Por Asociación 5 al día

Para mantener una alimentación equilibrada es muy importante distribuir bien la ingesta de alimentos durante el día, incluyendo al menos 4 o 5 comidas 3 principales: desayuno, comida y cena, y dos intermedias en formas de meriendas a media mañana o por la tarde. Las meriendas son importantes pues contribuyen a aligerar las comidas y cenas, y a dismunuir el tiempo entre las comidas principales, que en ocasiones es responsable de que se ingieran cantidades excesivas de alimentos en comida o cena. Sin embargo, también es cierto que si bien son las ingestas más olvidadas y, en muchos casos, también son las menos saludables, ya que tanto adultos como niños y jóvenes, tienden a escoger algo fácil que nos sacie rápidamente como snacks salados, bollería, refrescos, etc. Las meriendas son importantes en todos los grupos de edad, pero especialmente en los niños en edad escolar ya que les ayuda a reforzar el desayuno y a recuperar las energías gastadas durante la tarde, claro que en este último caso es clave la práctica de juegos activos o deporte.

Desde “5 al día” queremos ofrecerte algunas ideas sencillas y saludables para animaros a apuntaros a la merienda:

  • Lo más sencillo y saludable, fruta fresca. Mandarinas, manzana, plátanos o fruta cortada siempre es una opción fácil, económica y muy saludable para todos. También es una buena opción la combinación de frutas desecadas con frutos secos sin sal (almendras, nueces o avellanas)
  • Snacks de uva y queso fresco. Podemos preparar muy fácilmente unas “minibrochetas” saludables, insertando en un palillo un taquito de queso y una uva. Una receta rápida y divertida, en la que podemos involucrar a los más pequeños de la casa. O simplemente un minibocadillo de pan integral con queso fresco y uvas.
  • Batido de Plátano. Para preparar un sencillo batido de Plátano sólo necesitamos triturar un plátano, junto con un yogur desnatado y un poco de leche desnatada. Si además hacemos ejercicio físico, podemos acompañar nuestro batido con frutos secos sin sal.
  • Algo salado. Para variar podemos combinar durante la semana meriendas dulces con meriendas saladas. Una opción para las segundas puede ser un bocadillo de pan integral con queso o embutido magro (jamón serrano o dulce) o pequeñas cantidades de embutidos grasos como salchichón, chorizo, o paté, que podemos completar con zanahorias cortadas en palitos o tomate en rodajas y unas gotas de aceite de oliva. Para acompañar, nada mejor que una fruta o un vasito de zumo de naranja natural.

Estos son algunos ejemplos, aunque hay mil maneras de preparar meriendas o tentempiés sanos y originales. Vale la pena planificar nuestras comidas durante la semana para conseguir una alimentación equilibrada, todo es cuestión de ponerle imaginación y apostar por la vitalidad.

 

Un comentario sobre “Meriendas saludables con fruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*