Las meriendas saludables de mamá son las mejores

Meriendas saludables con kiwi

Ya está aquí el Día de la Madre, una celebración merecida para la persona más importante del mundo. Ella es la que te lleva cuidando desde que naciste; la que sabe qué te pasa cuando toses y la que te prepara las mejores meriendas, por ejemplo. Sobre todo meriendas saludables para cuidar tu organismo.

Es cierto que una vez a la semana, las madres te permiten merendar esas cosas de las que no se debe abusar y que están cargadas de azúcar y grasas saturadas. Está bien, no pasa nada. Pero normalmente prepara unas meriendas ricas en proteínas y vitaminas en las que el kiwi es protagonista. Son muchas las mamás que nos preguntan en nuestras redes sociales por recetas para elaborar meriendas saludables para sus niños en las que nuestra fruta tenga un papel primordial. Pensad que la merienda tiene una importante misión: reforzar la dieta del niño en un momento clave del día, para que los niveles de glucosa se mantengan estables en sangre. No debe ser muy abundante para que el peque llegue con hambre a la cena, pero tampoco se puede quedar corta: entre la hora de la comida y de la cena pasan muchas horas.

 

Las meriendas con kiwi son las más saludables
Las meriendas con kiwi son las más saludables

¿Qué deben incluir las meriendas saludables?

El término medio incluye lácteos (leche, yogur, queso fresco…), cereales (pan integral, galletas, cereales del desayuno) y fruta, claro. Y si es kiwi mejor porque, como sabes, es la fruta más beneficiosa para nuestro organismo.

Una buena táctica para conseguir una merienda sana es combinar la fruta (rica en hidratos de carbono simples y con poca carga calórica) con algún lácteo (que contiene proteínas, grasas e hidratos de carbono), preferiblemente yogur.

 

Receta de yogurt con kiwi para la merienda

Ingredientes

  1. 6 kiwis
  2. 500 gr. yogur blanco azúcarado
  3. 3 cucharadas miel
  4. 20 gr. gelatina en hojas

Pasos

60 minutos

  1.  Pelar, cortar y triturar los kiwis.
  2.  Mezclar el yogur con la miel.
  3.  Poner 16 gr. de gelatina en agua fría.
  4.  Calentar una pequeña parte del puré de kiwi.
  5.  Añadir la gelatina escurrida y mezclar hasta que se disuelva.
  6.  Mezclar con el resto del puré de kiwi.
  7.  Poner los otros 4 gr. de gelatina en agua fría.
  8.  Calentar una pequeña parte del yogur con miel.
  9.  Añadir la gelatina escurrida y mezclar hasta que se disuelva.
  10.  Mezclar con el resto del yogur con miel.
  11.  Colocar una capa de yogur en los recipientes en los que se vaya a comer.
  12.  Guardar en la nevera hasta que la crema cuaje.
  13.  Realizar la misma operación alternando la crema de kiwi con la de yogur, dejando siempre que cuaje antes de colocar la siguiente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*