Recetas de kiwi para Navidad: Costillas de cordero marinadas en kiwi

Recetas de kiwi.

Ahora que ya estamos en Navidad no podemos dejar de pensar en las grandes cenas que nos esperan con todos nuestros amigos y familiares. Seguro que ya le habrás echado un ojo a nuestras recetas de kiwi buscando ideas.

Necesitamos pensar un menú sorprendente que deje a todos con la boca abierta, que sea rico y sabroso como ninguno y que al mismo tiempo nos permita a nosotros no estar todo el día en la cocina. Pero con estas fechas y entre tanto dulce, no debemos olvidar llevar una alimentación lo más equilibrada posible. Es por eso que de entre todas las recetas de kiwi para Navidad, la de hoy os va encantar.

Nutricionalmente hablando, una persona joven y con una actividad física normal, puede consumir de media 2000 kilocalorías al día. Navideñamente hablando, una persona joven y con una cena de Navidad normal, puede consumir en una sola noche 2500 kilocalorías. Y tan panchos nos quedamos al decirlo.

Somos de comer y mucho pero podríamos hacerlo más sano o como mínimo, de forma más digestiva. En Navidad tomamos mucha carne y una de las técnicas que más nos gusta elaborar es el marinado, pues así, dejamos que absorba todo el aroma y sabor que queremos darle.

Nuestro mejor truco para no acabar con la panza llena y poder disfrutar de toda la cena y resto de la noche es, ¡marinado de kiwi!. Y como no podía ser menos, si estamos en Navidad no podemos tomar una carne cualquiera así que nos hemos decantado por el cordero. Vamos a sacarle todo el jugo que podamos a estas deliciosas costillas.

 

Receta de costillas de cordero marinadas en kiwi

¿Qué ingredientes necesitamos?

  • 200g de Kiwi Atlántico
  • 150g de yogur natural
  • 15g de ajo molido
  • 16 costillas de cordero (entre 6-8 comensales)

¡Manos a la cocina!

Paso 1. Kiwi Atlántico rules.

Pela el kiwi y prepáralo para mezclar. Ten cuidado de no moler ninguna de sus pepitas, te dejamos que les quites algunas por seas caso.

Paso 2. ¡Mezcla!

Mezcla poco a poco el yogur natural, el ajo molido y el kiwi hasta que todo sea una crema. ¡Tranquilo!, va similar algo densa al principio.

Paso 3. ¡A rellenar!

Coge una bolsita de plástico o si lo prefieres, un bol donde tengas las costillas de cordero y puedas cubrir la carne por completo. Aquí debemos decirte una cosa, ¡no tengas miedo de pasarte con la crema!.

Y listo, ¿has visto que fácil, rápido y sencillo?. Solo tienes que dejar unas dos horas las costillas en la nevera con esta crema y así la carne podrá adherir el sabor del kiwi.

Dejamos que el cordero lo prepares como tú quieras, pero si nos preguntas, hornea las costillas unos 25 minutos a 200 grados, ni más ni menos. Eso sí, si no estabas pensando exactamente en servir unas costillas de cordero al uso, te proponemos que al sacarlas de la nevera, retires la crema de kiwi sobrante y frías la carne 3 minutos por cada lado, ¡tampoco te pases de tiempo!. Queremos que esté al punto para poder disfrutar del exquisito sabor del cordero. Aunque una cosa te vamos a decir, lo prepares como lo prepares, ¡nuestras recetas de kiwi siempre están deliciosas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*